sábado, 14 de febrero de 2015

Frustración. Parte I.

A veces necesitas escribir.
Para soltarte, libertarte.
Para gritar, y escapar.
Para no bajar, pedir un cigarro, correr al parque a fumártelo y echar así por la borda 9 meses de auto-control.

A veces no puedes escribir.
Las palabras no salen, las frases no se forman y los textos no tienen coherencia.
No tienes ideas en la mente, ni historias que imaginar.
Solo hay malestar, y gritos, y silencio a partes iguales.

A veces esas dos cosas pasan.
A la vez.
Querer y no poder.
Necesitar y no ser capaz.

Gritar y que no salga la voz.
Golpear y no hacer daño.
Estar herida y no sangrar.
Llorar y que no haya lágrimas.

Suicidarse y no morir.





Nota: Esta texto no habla de suicidio sino de la imposibilidad de hacer cosas. De la frustración. La autora de este texto (es decir, yo, Muf) no ha intentado suicidarse ni lo va a intentar.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...